Si te preguntan por el Síndrome de Nido y no estas embarazada o no tienes algún hijo ya, seguramente pienses que se pueden referir a cualquier enfermedad rara.

Nada más lejos de la realidad.

Los nueve (casi 10, no nos engañemos) meses de embarazo sirven entre otras cosas para que tengamos tiempo para prepararnos para la nueva etapa que se avecina.

A parte ver como crece la barriga, durante el último trimestre (o el último mes) experimentaremos una necesidad imperiosa y extraña de poner la casa en orden, de preparar toda la llegada del bebé de forma casi enfermiza (de ahí el nombre de síndrome) y las que lo han experimentado saben perfectamente a que me refiero.

 

Ahí van 5 consejos para dejar preparada la casa durante la dulce espera:

 

1.- Espacio para pañales.
Los pañales ocupan espacio, y mucho, y en el mejor de los casos estarás utilizándolos un año y medio o dos. De forma que es el momento perfecto para hacer limpieza de armario de sábanas o toallas de esas que todos tenemos “por si acaso”.

 

2.- Cocina y congela.
Cuando quede ya poquito tiempo, pasarte un par de tardes cocinando comida y congelándola en tuppers nos va a resultar muy útil para los primeros días tras la llegada del bebé.
Lo que se dice tiempo, esos primeros días y semanas no vamos a tener mucho, y normalmente el poco que nos queda libre, no nos va apetecer cocinar.

 

3.-Preprara tu ropa de depués.

Según si pienses dar pecho o no, ropa según tu estado de ánimo. Seamos realistas, minis y taconazos tendrán que esperar unos meses (o más 😔).

 

4.-Planifica un horario mínimo de limpieza.

Lo normal es que se produzca una huelga en las tareas del hogar, de forma que planificar los servicios mínimos puede resultar de extrema utilidad. Realistas, cumplibles. Si sois muy maniáticos de la limpieza y ella depende de vosotros ir haciéndos la idea de que la casa no pasará por su mejor momento (y no pasa nada por ello).

 

5.- Organiza la ropa del bebé por tallas o por centímetros mejor.
Sabes que duplicamos nuestro tamaño en 1 año? El crecimiento los primeros meses es brutal de forma que es muy muy muy frecuente que haya cositas de ropa que se las pongamos una o ninguna vez.
Ordenar la ropa por centímetros puede hacer que podamos ponerles al menos una vez todo aquello que nos han regalado.

 

Feliz Maternidad!