Mi peque tiene un bulto en el cuello, 

Este es motivo muy muy frecuente de consulta en pediatría y por ende de derivación a las consultas de cirugía. 

Te levantas una mañana, cambias al peque de pañal, lo vistes y de repente lo ves, un bultito en el cuello que cuando llora parece que se inflama más… «oh cielooooos»…

¿Cuanto tiempo lleva? ¿Es malo? 

Vamos a intentar responder a todas la preguntas,

Los bultos en el cuello, son bastante frecuentes en los peques, muy frecuentes, en el cuello, detrás o delante de las orejas o en la nuca incluso. De hecho más de la mitad de niños pueden presentarlos en algún momento y por suerte, son buenos las inmensísima mayoría.

¿Qué pueden ser?

Vamos a ir viendo por orden de frecuencia las posibles causas: 

Redoble de 🥁 tambor…

La palma muy muy de lejos, se lo llevan los GANGLIOS 

  •  LINFADENITIS («GANGLIOS«)

 

Son, los famosos ganglios, pero:

¿Qué son los ganglios exactamente?

Para que se entienda de una forma fácil, el cuerpo, ante cualquier contacto con nuevos microorganismos, reacciona y se defiende y almacena como si de una biblioteca se tratase, una muestra del microorganismo (o del anticuerpo creado para luchar contra él) para que en caso que vuelva a haber infección, reaccione mucho más rápido y de forma más eficiente.

En realidad, es un sistema bastante complejo pero diseñado para mantener a raya a la mayoría de infecciones de forma natural (y para las que no está diseñado, tenemos por suerte las vacunas).

Del mismo modo, es el sistema que emplean algunas vacunas para funcionar desde fuera y así combatir la supuesta futura infección en aquellas infecciones que pueden suponer un grave riesgo para vida. 

¿Os acordáis de érase una vez la vida? 

A mi por lo menos me encantaba, y ahora procuro que esté dentro de lo que dejo a #A ver en la tablet (de ese tema hablaremos otro día). 

Pues la primera estación donde viajan esos hombrecitos blancos de la serie, son los ganglios linfáticos. Lo que en la serie llaman las “trampas de los microorganismos”.

 

No se si sabéis pero el organismo igual que tiene la circulación de la sangre por todo el cuerpo, tiene de forma paralela, la circulación de la linfa. 

En la linfa circulan los linfocitos, vitaminas, minerales (básicamente todo menos glóbulos rojos con el O2) y también se cuelan los restos de microorganismos, células y otros desechos que pasan de la sangre a este sistema.

Tiene estaciones (los ganglios) donde están estas células especializadas, donde está la biblioteca con la memoria de los microorganismos ya reconocidos, preparados para ante la llegada de un microorganismo patogeno reconocido dar una respuesta inmune rápida (cuando en la serie llamaban a las naves espaciales para que fuesen al lugar de infección). 

Los linfocitos se forman en la médula ósea y el timo, el bazo, y las amígdalas, son igualmente órganos linfáticos, por eso por ejemplo, la controversia histórica entre quitar y no quitar las amígdalas.

¿Cómo es de frecuente que se inflamen los ganglios?

Se ha visto que 1 de cada 2 niños presenta algún ganglio palpable de más de medio centímetro en algún momento. 

Siendo los cervicales los más frecuentes en general y en peques por debajo del año los localizados en la nuca. De forma que si tocáis un bultito pequeñito y elástico y que se mueve, lo más probable es que sea eso. Tranquilidad pues.

Se asocian a pequeñas erupciones del cuerpo tipo eczema, atopia, o proceso febril generalmente vírico.

Lo que si que debemos de saber, es que los ganglios se inflaman muy rápido, pero tardan en desaparecer muuuucho tiempo. De hecho, incluso no lo hagan nunca y no por ello debemos de preocuparnos. Yo tengo un par que prácticamente diría que han estado ahí toda la vida.

Si el nene no tiene otra clínica (fiebre o foco que requiera tratamiento específico) y solamente presenta un bultito pequeño que se mueve y es elástico no hace falta que demos ningún tipo de analgésico o antinflamatorio por el ganglio en si. Otra cosa es que le duela, se queje o veamos que aumenta, en cuyo caso unos dias de antiinflamatorio vendrán bien (será lo que nos indique seguramente el pediatra). 

Pero, desde luego si aparece fiebre, o crece muy rápido y se pone la zona roja y caliente, deberemos consultar.

Imagen tomada de Meier JD, Grimmer JF. Evaluation and management of neck masses in children. Am Fam Physician. 2014 Mar 1;89(5):353-8. Review

Entonces, para que quede claro, 

¿Cuales son señales de alarma

Que el bulto sea:

  • duro
  • no lo podamos mover
  • tamaño por encima de 2-3 cm
  • rojo
  • caliente

Son señales que nos deben indicar consultar con nuestro pediatra.

Pero, ese bulto, a parte de los ganglios, dependiendo de donde esté, puede ser otras cosas como por ejemplo,

EN LOCALIZACIÓN PREAURICULAR

  • PAROTIDITIS

Si se encuentra por delante de las orejas, en la cabeza, puede indicar inflamación de la glándula de la saliva parotida1.

Imagen tomada de https://www.natursan.net/paperas-que-son-sintomas-causas-y-tratamiento-parotiditis/

Cuando se produce inflamación de los dos lados, puede ser indicativo de paperas, motivo lógicamente que nos hará ponerlo en conocimiento de nuestro pediatra.

Actualmente por suerte, contamos con vacuna para este virus de las paperas. Además esta incluida dentro del calendario vacunal (se encuentra dentro de la triple virica, que generalmente se administra en 2 dosis: una sobre el año y la segunda dosis sobre los tres o cuatro años). 

Si la inflamación es de un lado, generalmente puede ser señal de una infeccion aguda bacteriana o vírica.

Clínicamente se inflama mucho de repente, se puede acompañar de fiebre, enrojecimiento, y seguramente requiera tratamiento con antibiótico.

También causas muuucho menos frecuentes como

  • QUISTE BRANQUIAL CONGÉNITO.

Por regla general, todo lo que leáis “congénito”, podéis respirar tranquil@s. Aunque requiera intervención quirúrgica no son procesos malignos.

Son restos embrionarios que están presentes ya desde el nacimiento y a veces dan clinica de inflamación a los 3 ay otras a los 80!

De igual modo puede corresponder a un

  • QUISTE DERMOIDE o FISTULA PREAURICULAR. 

Normalmente este tipo de hallazgos se operan, pero no porque sean malos, sino porque se inflaman y resultan molestos. 

 

EN LOCALIZACION LATEROCERVICAL

Si la inflamación se da a nivel del cuello, y no concuerda con lo explicado arriba de los ganglios entonces, según la localización pudiese ser otro tipo de QUISTES BRANQUALES (Igualmente benigno) o ya de forma menos frecuente alguna tipo de malformaciones vasculares tipo LINFANGIOMA. 

 

LOCALIZACION EN LINEA MEDIA

Si el bulto se encuentra a nivel central, en la linea media del cuello, debajo de la barbilla podrá ser otro remanente congénito que es el QUISTE DERMPOIDE o el QUISTE TIROGLOSO como el de la imagen inferior. 

Este último tiende a subir y bajar al tragar de forma característica. 

Todos estos bultitos suelen ser más o menos blanditos y móviles.

Imagen tomada de Meier JD, Grimmer JF. Evaluation and management of neck masses in children. Am Fam Physician. 2014 Mar 1;89(5):353-8. Review

 

 

 

LOCALIZACION SUPRACLAVICULAR

A nivel de importancia SI debemos de consultar sin demorar, si aparece alguna bulto en el hueco que hay entre las clavículas y los hombros.

 

Dejo una infografía resumen al final (o al principio, no se donde lo van a colocar) del post con causas y localizaciones más frecuente ☺

 

¡Feliz Maternidad!

#deCienciaconCiencia #alifornia #cirugia #crianza #postparto #maternidad #felizmaternidad #stopPseudociencias #lactancia #Alicante #frenillo #Murcia #nosinevidencia #mgmaxilofacial #vaccines #acontramarcha #vaccineswork

 

BIBLIOGRAFÍA

Meier JD, Grimmer JF. Evaluation and management of neck masses in children. Am Fam Physician. 2014 Mar 1;89(5):353-8. Review

Herzog LW. Prevalence of lymphadenopathy of the head and neck in infants and children. Clin Pediatr (Phila). 1983;22:485-7.

1 Davis NF, McGuire BB, Mahon JA, Smyth AE, O’Malley KJ, Fitzpatrick JM. The increasing incidence of mumps orchitis: a comprehensive review. BJU Int. 2010 Apr;105(8):1060-5. doi: 10.1111/j.1464-410X.2009.09148.x. Epub 2010 Jan 11. https://onlinelibrary.wiley.com/doi/full/10.1111/j.1464-410X.2009.09148.x

Simental F,  Arzoz JR, and co. Fístula preauricular Dermatología Rev Mex 2010;54(5):279-286