No pensaba escribir en el blog recetas de cocina, este se supone que es un blog de medicina o medicina-like.

Pero esta entrada está especialmente dedicada aquellos peques a los cuales les cuesta comer verdura, y que demonios, a los mayores que no comen verdura también porque a partir de ahora no van a tener excusa ☺.

Los humanos somos seres de costumbres, de rutinas. Creedme que con paciencia y sin presión nuestros hijos acaban haciendo lo mismo que nosotros hacemos (al menos al principio). Y por ende, comiendo lo mismo que comemos nosotros… al menos en cuanto a costumbres se refiere.

Hay un artículo bastante bueno (enlazado al final) en el que indica que se ha estudiado que los niños pueden requerir una media de 16 intentos antes de aceptar o introducir un alimento determinado… de hecho no recuerdo bien si si son 14 o 16, la cuestión está en que cuando veamos que los pequeños rechazan probar un alimento, no tenemos que desistir y tenemos que ser cabezones y probarlo una y otra vez.

Nos sorprenderá ver cuando de repente un día por fin se decide a darle un mordisquito a aquello que les hemos puesto en el plato una y otra vez… realmente hacer la prueba y veréis, igual os sorprendéis!

De hecho, esta noche, después de haber hilvanado esta entrada, hemos conseguido que A. y J. ¡coman acelgas!💪🏼.

Con A. llevábamos casi 2 años intentándolo y J. ha comido por imitación. ¡O sea que si se puede!

Y lo que está claro y es bastante de perogrullo es que no podemos pretender que los niños comen verduras si nosotros no comemos verduras.

La cuestión y a lo que voy, no sé si vuestros peques son de los verduleros o no.

Los míos no lo son y eso de nosotros sí que consumimos verduras y de diferentes formas.

Con la fruta lo cierto es que lo tenemos muy fácil, porque vuelaaaa, pero la verdura es otro cantar…

El otro día, la enfermera de primaria me decía que ella pensaba que los peques que no comían mucho dulce, yogures azucarados y demás le daba la sensación tras sus años de experiencia, que eran buenos comedores de frutas, ya que para ellos era el alimento más dulce. La cosa tiene bastante sentido pero lo cierto es que no he leído nada científico que lo corrobore.

A lo que vamos, que como siempre me voy por los cerros de Úbeda.

 

¿Quieres conocer una receta que es garantía de éxito para pequeños y mayores?

No llevan nada de carne, de forma que es apta para vegetarianos y veganos. Y he de decir que no se hecha nada de menos, y lo mejor es que permite casi tantas versiones como ingredientes, lo que hace que sea excelente cocina de aprovechamiento.

En casa, por circunstancias de trabajo solemos cocinar los fines de semana y hacemos Tuppers para toda la semana de los que comemos los peques, J y yo. De forma que solemos preparar una olla grande (tipo Le Creuset) que tiene como 8 litros de capacidad…

Solemos sacar unos 8 o 10 tuppers.

 

Lentejas con verdura 

Receta para 8-10 personas.

Al lío,

Como hace El Comidista:

Dificultad: para malasmadres primerizas con mucho sueño y poco tiempo.

Tiempo. 30 min de preparación y 2horas de chupchup.

Ingredientes:

  • 1kg de lenteja Castellana
  • 2 cebollas dulces
  • 1 pimiento rojo
  • 1 pimiento verde
  • 1 tomate
  • 4 zanahorias 
  • 1 trocito de calabaza
  • 1 calabacín
  • 1 nabo
  • 1 manojo de Kale/acelgas o espinacas
  • Un buen chorro de Aceite de oliva virgen extra
  • Picada con un puñado de almendra y un par de picos de pan
  • Una mini pizca de sal y pimienta
  • 4 clavos

 Opcional:

  • 1 diente de ajo 
  • 1 trocito de jengibre 
  • 1 chorro de leche de coco

Lo más importante es el sofrito como me imagino os haréis una idea…

 

Donde vamos a invertir más tiempo es en preparar las verduras. Hemos de cortar o rallar todas las verduras. Para ello yo utilizo un procesador de alimentos del estilo a este, que es pequeño por lo que voy poniendo los trozos grandes de las verduras y a tandas lo va troceando, como en brunoise.

Pongo la olla de hierro con el fondo cubierto de AVOE (aceite de oliva virgen extra) al 8 y echo primero el ajo bien picadito y la cebolla y la zanahoria y ya bajo el fuego al 4. 

Después ya añado la calabaza, el pimiento, el calabacín y el resto de verduras, tapo la olla y que vaya pochando lentamente.

si alguna verdura no os apaña simplemente se quita, y si hay alguna que echéis en falta, pues se pone. 

Dejo para el final la verdura de hoja (kale, acelga o espinaca) y el trozo de jengibre (opcional), que pongo entero para luego al final de la cocción quitarlo. 

Nota, el tomate y el nabo los meto en 4 cuartos. el tomate, porque se desahacey el nabo porque no me gusta también lo quito al final. 

Una vez todo bien bien pochado añado lentejas, agua, clavo y agua (como 2,5 litros).

Y una vez hierve, dejo el fuego al 3, durante una hora con la tapa, añado la picada y luego otra hora al 2. 

Rectifico de sal y ¡voilà!

Al día siguiente 100 veces mejor…

 

 

 

 

 

 

 

¿De donde he sacado la versión oriental?

Esta es la receta original que leí y sobre la que ido haciendo múltiples adaptaciones…

Realmente lo único que hago es añadirle un chorraco de leche de coco 😏 a mitad de cocción.

Truco: Buena verdura, buena lenteja y ¡paciencia con el sofrito!

 

BIBLIOGRAFIA

  1. Savage JS, Fisher JO, Birch LL. Parental Influence on Eating Behavior: Conception to Adolescence. The Journal of law, medicine & ethics : a journal of the American Society of Law, Medicine & Ethics. 2007;35(1):22-34. doi:10.1111/j.1748-720X.2007.00111.x

 

¡Feliz Maternidad!

 

#deCienciaconCiencia #alifornia #cirugia #crianza #postparto #maternidad #felizmaternidad #nosinevidencia #stopPseudociencias #lactancia #Alicante #frenillo #Murcia #seguridad  #mgmaxilofacial #vaccines #acontramarcha