Este artículo lo tenia en mente desde hace ya bastante tiempo, y dado el confinamiento, que lejos de dejar mucho tiempo libre, mentalmente nos tiene a todos muy estresados, es el momento de escribirlo.

Bruxismo, dolor de oido, dolor al masticar, síndrome miofascial masticatorio, disfunción temporomandibular, todos estas palabras, sin querer decir exactamente lo mismo, hacen referencia a un conjunto de condiciones, dolor que se localiza delante del oido, que empeora generalmente al masticar, y que sin ser un dolor muy intenso si que resulta bastante incapacitante.

A partir de ahora, y aunque el tema realmente es bastante más complejo, por simplificar, le vamos a llamar dolor de ATM (articulación temporomandibular).

Ya introduje algo sobre este tema en la infancia aquí.

Por poner algo de orden en todo esta madeja empecemos como siempre, desde el principio:

  • Algo de anatomia y explicación anatomica
  • Los síntomas clásicos con los que se presenta
  • Como lo diagnosticamos
  • Y como lo tratamos
¿Qué le pasa?, ¿Qué explicación tiene? y ¿Qué hacemos como medicos?

Empiezo diciendo que es algo bastante más frecuente de lo que parece. Se estima que hasta un 30-40% de la población en algún momento puede presentar dolor a nivel de la ATM. Este porcentaje como podéis suponer, es altísimo. Así que si te pasa, ya sabes que no estás solo…

¿Cómo se manifiesta la disfunción temporomandibular?

Hay veces que además del dolor se acompaña de zumbido en los oidos. Eso origina múltiples consultas al otorrino. Y acaba rebotado en nuestra consulta por ese motivo.

Otras veces, al dolor lo acompañan ruidos en la articulación al masticar o incluso que se quede encajada la mandíbula y los pacientes te señalan que tienen que desencajarse la mandíbula para poder empezar el día.

Funcionalmente se manifiesta con dificultades para abrir la boca.

Pero lo típico, típico, es un dolor localizado delante de los oídos y que sube hasta las sienes, baja hasta el cuello y irradia maxilares o mandíbula. En muchos casos empeora al masticar. Otras veces, el dolor es más identificado como dolor de cabeza o un empeoramiento de migrañas.
Este dolor típicamente cursa a brotes, que duran desde unos días hasta un par de semanas. Y en la mayoría de casos queda luego como latente.
Típicamente estos brotes empeoran considerablemente con el estrés. Como la situación que estamos viviendo por ejemplo. Por el confinamiento, por la preocupación de lo que vendrá tras el confinamiento, por la casa, los trabajos y un largo etc…

Como podeis ver, parece que se comporta de forma muy dispar, pero creedme que lo solemos diagnosticar a la legua

¿Por qué se produce? ¿Qué es la Articulación temporomandibular y cómo funciona?

Aqui entramos en la parte anatómica. Delante de los oídos se encuentra la articulación que mueve la cabeza con el cráneo. Yo siempre explico que es como una rodilla pero como en pequeño. Porque esta formada por 2 huesos (el del craneo y el de la mandíbula, y en medio tiene un menisco) Pero además tiene una peculiaridad, es que encima es la única articulación en todo el cuerpo que cuyo movimiento depende del otro lado.
No podemos mover solamente la articulación de un lado, necesariamente necesitamos mover los 2.

También, otra condición importante de esta articulación, es que no paramos de utilizarla, tenemos la costumbre de comer, hablar… todos los días y ahora, casi a todas horas

Pues bien, esta articulacion, se encuentra localizada justo delante del oido, de hecho, está separada del oido por el conducto auditivo. Y a esta articulación van a insertarse músculos de la masticación que a su vez se encargan de estabilizar el cráneo a la mandíbula y a las cervicales.


Algunos de estos músculos llegan a insertarse es ese minimenisco que está entre los dos huesos.

Dicho esto, ¿os podeis imaginar que va a suceder cuando tengamos algún tipo de contractura a este nivel?
Voilá. Dolor. Y un dolor puñetero, porque cuando tienes una contractura en el hombro dejas de moverlo. Pero si tienes una contractura a este nivel no es tan fácil hacerlo…

 

Todo esto podría explicar la parte muscular del problema.

La cuestión es que las alteraciones de la ATM, no solamente dan ese problema nivel muscular, o que ese problema se deba únicamente a un origen muscular.

Cuando los movimientos de la masticación no son adecuados porque nos faltan dientes. O cuando nuestra manera de morder no es la adecuada, los dientes no encajan… nuestros movimientos masticatorios, lo que se conoce como la dinámica de la masticación, no son adecuados, dando problemas a nivel articular que secundariamente pueden provocar el dolor y el problema muscular.

Otras veces a eso se le añaden parafunciones, el famoso bruxismo.

¿Sabias que el masetero tiene más fuerza que el cuadriceps?

El masetero logró entrar en el Libro Guinness de los Récords en 1992 con el título de músculo más fuerte, cuando Richard Hofmann de Lake City, Florida, alcanzó en 1986 una resistencia de 4.337 Newtons (442 kg. fuerza) al morder durante un tiempo de dos segundos.

Pues bien, el bruxismo o apretar los dientes puede ser consciente (en momentos de estrés) o inconsciente al dormir. Y a su vez puede ser como fuerza solamente (bruxismo céntrico) o presentarse rechinando los dientes (bruxismo excéntrico).

En cualquier caso, si a esto le sumas la predisposición a presentar problemas a nivel articular, estrés, falta de piezas, maloclusión o la degeneración articular normal que se va dando confirme cumplimos años, pues tienes ahí el cocktail idóneo.

 
¿Cómo lo diagnosticamos? 

La exploración clinica nos va a dar mucha idea, como decía, aunque parezca un caos desastre de síntomas y signos la exploración física es bastante reveladora. Por otra parte en muchas ocasiones solemos solicitar una OPG para descartar causas orgánicas o alteraciones óseas a nivel articular.

Y tras la exploración, sabemos mas o menos si el componente articular del problema es más o menos predominante que la alteración muscular. En otras ocasiones, tras la evolucion, solicitamos Resonancias de la articulación para que cuantifiquen el daño articular de la misma.

Y lo mas importante

¿Cuál es el tratamiento?

Del mismo modo que es origen es multifactorial, así lo es el tratamiento.

Resulta de una combinación de terapias que pueden incluir:

  1. Educación-medidas higiénico dietéticas
  2. Fisioterapia
  3. Fármacos
  4. Tratamiento odontológico

El objetivo es recuperar la función, disminuir el dolor y mejorar la calidad de vida.

Los analizamos por partes:

1.- Educación,

Incluimos lo que llamamos, modificar hábitos de vida y dieta. Sobretodo durante el brote.

Evitar pipas, chicles, morderse las uñas… si está pasando por una fase de dolor evitaremos los alimentos duros tipo frutos secos, pipas, picos, cortezas de pan…

En el momento del brote, dieta blanda. La articulación hay que dejarla lo mas en paz que se pueda. Y eso implica evitar alimentos excesivamente duros.

2.- Fisioterapia

Puede ayudar y ha de incluir manipulación, masaje, movilización, ejercicios terapéuticos, ultrasonidos… que buscan mejorar dolor, función a nivel de la articulación temporomandibular y cervical

3.- Férula descarga

La tipo Michigan, es el gold standard del tratamiento.

Su correcto uso y mantemnimiento es casi tan importante como tenerla. Se deben seguir revisiones periódicas que chequeen que la férula encaja y realiza su función. Protegerá los dientes, el desgaste de la articulación y a medio plazo mejorará el dolor.

4.- Farmacoterapia

AINES y analgésicos para el dolor durante los brotes y relajantes musculares, son la base del tratamiento médico.

La inyección intrarcticular de hialuronico de sodio o corticoides puede ser útil para casos refractarios o casos de artritis puras que no son el objeto de este artículo.

Y dentro de la terapia farmacológica, dado que es un fármaco incluyo

Tratamiento con toxina botulinica inyectada en musculatura masticatoria.

La inyección de toxina botulínica en los músculos maseteros y en los músculos temporales ayuda mucho al control y relajación del dolor. Sobretodo a corto y medio plazo. La pega, que cada 4-6 meses hay que volver a inyectarla.

Ya hablaremos de esto, largo y tendido en otra ocasión ☺️

Y bueno, eso es todo lo que me apetecía contaros, si tenéis dudas ya sabéis, ¡consultad aquí!

¡Feliz Confinamiento!

#deCienciaconCiencia #alicante #cirugia #alifornia #toxina #salud #nosinevidencia #stopPseudociencias #Murcia #mgmaxilofacial #entendiendolapiel #some4surgery

BIBLIOGRAFÍA

Kato T, Thie NM, Huynh N, Miyawaki S, Lavigne GJ. Topical review: Sleep bruxism and the role of peripheral sensory influences. J Orofac Pain. 2003;17:191-213

Motghare V, Kumar J, Kamate S, Kushwaha S, Anand R, Gupta N, Gupta B, Singh I. Association Between Harmful Oral Habits and Sign and Symptoms of Temporomandibular Joint Disorders Among Adolescents.

Gauer RL, Semidey MJ.

Am Fam Physician. 2015 Mar 15;91(6):378-86. Diagnosis and treatment of temporomandibular disorders. J Clin Diagn Res. 2015 Aug;9(8):ZC45-8. doi: 10.7860/JCDR/2015/12133.6338. Epub 2015 Aug 1.