Aaauuu, Golpe en la boca ¿Qué hago?

¿Qué pequeño no se ha dado un golpe en la boca? ¡Que levante la mano!

Las caídas, sobretodo cuando comienzan a caminar, son una constante. 

Podremos estar encima de ellos las 24 horas al día, pero basta un solo milisegundo segundo para que se caigan de bruces contra el suelo. 

Pero, ¿sabemos cómo actuar? ¿Debemos preocuparnos y acudir de inmediato al pediatra? ¿Cuando debemos ser evaluados por el odontólogo? ¿Necesitamos un cirujano?

💡 Vamos a intentar poner un poco de luz 💡 

 

Empecemos, como siempre, por el principio 😉,

 

Los traumatismos faciales, se presentan con más frecuencia en dos etapas en los niños.

Una primera de los 10 a los 24 meses. Cuando los pequeños empiezan a caminar y controlan poco todavía. Se dan de hecho (que haya registros) en 1 o 2 niños de cada 10.

Y luego vuelven a ser frecuentes entre los diez y los doce años. Como resultado de accidentes escolares o deportivos. Del mismo modo, según los registros, se estima que sucede en 1 o 2 de cada diez niños. 

De forma que a priori, si, tenemos muchas papeletas de sufrirlo con alguno de nuestros peques en algún momento…

 

¿Qué tipo de traumatismos puede sufrir?

Cuando el pequeño se da el golpe en la boca, lo primero que deberemos ver es exactamente donde se lo ha dado.

Antes de nada, comentar que la sangre, con la saliva es muy escandalosa (y por suerte poco peligrosa).

¿Sabéis que generamos una media de litro y medio de saliva al día? Pues una sola gota de sangre mezclada con la saliva, hace que está se tiña enteramente de rojo y ¡parece que es una barbaridad!

De forma que ¡primero e importante!

No perder los nervios, parece fácil y se que no lo es, pero intentarlo… inspira, aguanta la respiración, espira y ve a por una gasa o trapo, humedécelo y limpia.

 

 

¿Donde tiene el golpe? ¿Tiene herida?

 

Herida

Lo que nos dicen los estudios, es que de cada 10 lesiones, 9 solamente afecta a tejidos blandos, vamos, que únicamente presentará una herida por dentro o por fuera de la boca. 

Generalmente suele ser porque tras el golpe, se clava los dientes en la mucosa del labio inferior o en ocasiones se rompe el frenillo del labio superior (ese tema lo trataremos a fondo en otra ocasión).

En cualquier caso, tanto uno como en el otro, no nos asustemos, aunque pueda parecer grande, profunda y escandalosa la gran mayoría no requieren sutura. Y si por una de esas, lo que se ha roto es el frenillo del labio superior, pues ¡una cirugía que le has ahorrado a los 8 o 9 años!

Los tejidos de la boca cicatrizan muy muy rápido y más en los niños. En cuestión de 24h-48h parecerá que ahí no ha pasado nada.

 

 

¿Cómo actuamos?

Si tras limpiar solamente es una herida, de 1 o 2 centímetros y ha parado de sangrar, daremos ibuprofeno y que tome algo fresquito, tipo granizado o yogurt natural bien frío.

Si no hubiese parado de sangrar, aplicaremos presión con una gasa o paños durante unos minutos y parará. Créeme que parará.

Debemos saber que al despertarse la mañana siguiente seguramente tenga el labio muy hinchado… ¡no pasa nada! Continuaremos con el ibuprofeno 24 horas más si fuese necesario y dieta blandita unos días.

Lo que resulta importante y si que deberemos insistir, es en la higiene oral. Cepillado suave y enjuague con clorhexidina al 0,12% o gel de clorhexidina en la zona contundida durante unos días ayudará a ls buena cicatrización

 

Traumatismos dentales. Tipos:

 

-Contusión dental 

Es el tipo de lesión dental más frecuente. Veremos el diente tal cual, pero a su alrededor, toda la encía amoratada o con pequeños restos de sangre.

Actuaremos exactamente igual que con la herida. Limpieza, frio, ibuprofeno y cita tranquilamente al pediatra y odontopediatra para que tengan constancia y realicen seguimiento si lo consideran.

 

-Fractura del diente

Si se le rompe un pedazo de diente, este se puede fracturar por la corona (lo que se ve de diente) o por la raíz.

Si encontramos el trozo lo guardaremos. Sobre todo si es un diente definitivo, pues con ese trocito o trocitos, el odontopediatra puede reconstruirlo como si de un puzzle se tratase y pegarlos. 

Generalmente suelen verse afectados los incisivos centrales superiores. 

Y suelen ser dolorosos, sobretodo si la fractura afecta a la pulpa. Daremos al peque ibuprofeno y cita preferente al odontopediatra. 

Si es un diente de leche seguramente realizará una radiografía pequeñita para descartar que no haya pasado nada en el diente definitivo o si es un diente definitivo para descartar fractura de las raíz que obligue a matar el nervio. 

En cualquier caso, el odontopediatra es el especialista adecuado y te indicará cómo proceder en tu caso. 

 

-Luxación del diente

Tras la limpieza veremos que el diente se ha movido, o bien hacia adelante o atrás, o bien hacia lateral. 

Ídem que en el caso anterior, tranquilidad, buena letra, cositas fresquitas y al odontopediatra. Él será el encargado de valorar recolocar y ferulizar (ferulizarlo es unirlo al diente contiguo para que no se mueva) o extraer o matar el nervio o lo que requiera. 

 

 

-Intrusión dentaria

Este es el caso en el que el diente se mete hacia adentro. Se da en los dientes de leche, tienen las raíces más cortitas y quedan los dientes como escondidos. Se cuelan en la encía. 

El odontopediatra en estos casos valorará la situación del diente y su relación con los dientes definitivos, generalmente controlando cómo evoluciona en el tiempo y que se caiga cuando toque para que el diente definitivo pueda erupciones cuando corresponda. 

 

 

-Avulsion dentaria

O lo que es lo mismo, que el diente salga volando. Primero, peque, limpieza. Segundo, a la búsqueda del diente… y tercero :

-Si es un diente de lecheRatón Pérez 

-Si es un diente definitivo ➡😱➡si se puede, lavarlo con suero o agua a chorro, cogiéndolo de la corona durante 10 segundos y volver a colocarlo, pidiéndole que muerda una gasa, o un pañuelo suavemente. Si no se puede, sumergirlo en leche, en suero o saliva➡🏃‍♂️y ¡al odontopediatra como un rayo! Aquí el tiempo si que apremia…

 

¿Cuando debo acudir entonces al hospital o debo der evaluado por un cirujano maxilofacial de urgencia?

 

Por suerte, son los casos menos frecuentes. 

Si se mueven varios dientes en bloque o en aquellos casos que tras la caída el peque se queje de dolor en el oído o incluso este sangre, existirá sospecha de fractura del hueso maxilar o de la mandíbula. 

Por suerte, si requiere tratamiento, no será de urgencia y puede ser evaluado en 24-48h sin problemas. Se realizará una radiografía de la boca (ortopantomografía) o un TC facial si se sospecha fractura. 

 

-Fracturas dentoalveolares

Son aquellas en los que se rompen varios dientes y el hueso que lo recubre, se mueve en bloque. 

 

-Fracturas mandibulares 

Suceden en niños en edad escolar, por encima de los 9-12 años. Normalmente accidentes deportivos o escolares, la típica caída con golpe en la barbilla. 

 

Protocolo Hospital 12 de Octubre1.

 

En cualquiera de los casos, seguramente requerirá cirugía, pero seguramente está se pueda planificar y abordar adecuadamente, aunque como digo, y por suerte, si que resultan poco frecuentes, de forma que mucho ojo con los peques, pero ¡ ya sabes que hacer!  😊😏

 

¡Feliz Maternidad!

 

#deCienciaconCiencia #alifornia #mgmaxilofacial #crianza #postparto #maternidad #felizmaternidad #nosinevidencia #stopPseudociencias #lactancia #Alicante #frenillo #Murcia #nosinevidencia #cirugia #maxilofacialinfantil #vaccines

 

BIBLIOGRAFÍA 

1 Núñez Ramos, R., Díaz Díaz, J., Mesa García, S., Romance García, A. I., & Marín Ferrer, M.. (2013). Manejo del traumatismo alvéolo-dentario infantil en el Servicio de Urgencias de un hospital terciario. Pediatría Atención Primaria, 15(60), 307-313

 

2 Romance García AI, álvarez Díaz AJ, Marín Ferrer M. Trauma dental. En: Marín Ferrer M, Ordóñez Sáez O, Palacios Cuesta A (ed.). Manual de Urgencias de Pediatría. Hospital 12 de Octubre. Madrid: Ergon; 2011. p. 202-6.

 

3  Faus-Damiá M, Alegre-Domingo T, Faus-Matoses I, Faus-Matoses V, Faus-Llácer VJ.Traumatic dental injuries among schoolchildren in Valencia, Spain.  2011 Mar 1;16(2):e292-5.

Glendor U Epidemiology of traumatic dental injuries–a 12 year review of the literature. 2008 Dec;24(6):603-11.