Ejemplo práctico para los que no conocen. Psicoterapia EMDR.

 

Una tarde de café entre mamis hace unas semanas una muy buena amiga que tiene un bebe de ahora 5 meses comentaba preocupada una situación vivida días atrás.

Su bebé, preciosa es poco, podría ser considerada de alta demanda o niña intensa en el lenguaje coloquial del Club de Malas madres .

Esto, por eso, se merecerá otro post, para ponernos al día de realmente de cuáles son los criterios y si podemos hacer algo al respecto, pero para no desviarnos, os cuento que pasó.

La cuestión es que acudió a un “reputado” centro de terapias varias psicológicas para niños y adultos (ojo, terapias y no pseudoterapias, de las que también hablaremos) solicitando información sobre algún tipo de tratamiento, actividad o terapia para relajarse junto con el bebe que pudiese ser beneficioso para ambas en términos de relajación, descanso y calma.

Le sugieren que para ello debe entrevistarse con la psicóloga infantil y ya con ella, contarle cómo fue el embarazo, el parto y demás. Días más tarde, en una nueva entrevista con la psicóloga clínica especialista le recomienda terapia EMDR con la mala suerte de q ella ya conocía de que se trataba.

La psicóloga le explica que esa terapia podría ser beneficiosa para que el bebe superase el trauma del parto.

Ella, lejos de sentirse aliviada dice que no es lo que estaba buscando y se marcha, mucho más agobiada y preocupada que cuando llegó .

El daño ya está está hecho. Y además de forma completamente gratuita y no justificada.

Pues ya la tienes, como es lógico, dándole le vueltas al tema, en una de sus noches de insomnio bebil sobre si su hija tiene trauma con el parto y ese es el motivo de llorar de la bebé… sin comentarios…

Ella comentaba “Lo estaremos haciendo bien?” A lo que las que estábamos allí respondimos un sonoro SIIII y como titula Lucia  en su segundo libro “Eres una madre maravillosa”. No lo dudes ni un segundo.

El EMDR es efectivamente un tipo de terapia, que desde 2013 está aprobada por la OMS como posiblemente eficaz para el tratamiento del Trastorno por estrés postraumático.

Y como decía, posiblemente por mala suerte para esta psicóloga mi amiga, a diferencia de mi, conocía de que iba.

De entrada, casi sin dejarle acabar de explicar le dijimos que trauma del parto que se olvidases por completo. Con seguridad rotunda y absoluta.

Pero en realidad, dado que no tenía ni la más remota idea de que iba aquello del EMDR, automáticamente voy a Pubmed a enterarme y a poder discutirlo con un poco más de propiedad.
Y ya de paso a explicar cómo funciona una búsqueda

EMDR o Desensibilización y Reprocesamiento por los Movimientos Oculares

 

Es un tipo de terapia que utiliza sobretodo para transitorios de estrés postraumático aunque también se usa para superar la fobia de hablar en público, para mejorar el rendimiento en el trabajo, en los deportes…

En 1987, una psicóloga norteamericana, Francine Shapiro, observó por casualidad que los movimientos oculares en ciertas condiciones pueden reducir la intensidad de los pensamientos negativos. Desarrolló este método terapéutico que utiliza la estimulación bilateral guiada por el terapeuta

a) Visual: el paciente mueve los ojos de un lado al otro
b) Auditiva: el paciente escucha sonidos alternados en ambos oídos
c) Kinestésica: el terapeuta golpetea suavemente y en forma alternada sobre las manos o los hombros del paciente.

Esto facilita la conexión entre los dos hemisferios cerebrales logrando el procesamiento de la información y la disminución de la carga emocional, auditiva o kinestésica para procesar recuerdos traumáticos, cambiar creencias autolimitantes y desensibilizar emociones y sensaciones negativas.

Pues bien, que información científicamente fiable encontramos sobre ello?

Primera parada, PUBMED.


Es la mayor base de datos de artículos publicados. Para que os hagáis una idea, hay 27 millones de citas de artículos. Al buscar EMDR child me devuelve 67 entradas de las que seleccionó las revisiones y meta-análisis con el fin de buscar la mayor evidencia científica.

Genial en este caso, porque salen en seguida un par de revisiones y meta-análisis buenos y muy recientes. De forma que eso quiere decir que alguien se ha encargado de leer y analizar los estudios publicados sobre EMDR y niños.

De los artículos ojeo los resúmenes y finalmente de quedos con 2.

Un artículo de La Cochrane (que es una organización que se dedica a realizar revisiones y meta-análisis) de 2012, que es un meta-análisis de los tipos de psicoterapias para el tratamiento del estrés postraumático en niños y adolescentes.

Recordemos, meta-análisis es un estudio que analiza todos los ensayos publicados hasta la fecha con criterios de calidad. Estudió inicialmente 198 publicaciones con las que se quedo final e te con 14. De las cuales referentes al EMDR, 2. En la primera imagen vemos cómo van descartando estudios y los motivos y en la segunda imagen vemos lo que es en si el resultado del meta-análisis.

Como se puede ver en la imagen los resultados no son estadísticamente significativos (esto quiere decir que no pueden asegurar que sea por azar) dado que el rombo negro toca la línea roja. Gran parte del rombo está en la parte izquierda por eso parece que si que es una terapia efectiva si la comparas con el control. Si el rombo se situase en el lado contrario indicaría lo opuesto. Cuanto más se aleja el rombo del centro más evidencia hay a favor o en contra. Cuanto más al centro más posibilidad de que no haya diferencias entre los tratamientos.

Y el segundo artículo seleccionando es igualmente del Grupo Cochrane una revisión exhaustiva y actualizada a octubre de 2016 en el que analiza las psicoterapias en niños y adolescentes expuestos a algún trauma.
Entendiendo como trauma, violencia, maltrato, abusos, guerra, desastre natural… en niños y adolescentes. Vamos, entendiendo como trauma algo serio y en niños con edades comprendidas entre los 5-6 años en adelante.
Un bebé de 5 meses no parece tributario de la terapia (mejor pasemos ese tiempo en brazos de papás, paseando o comiendo o durmiendo…) y por ende, considerar trauma al parto… ejem, sin comentarios.
En realidad ya podría haber acabado aquí pero bueno, prosigamos.


Este Grupo Cochrane realizó una búsqueda de todo los ensayos clínicos publicados desde que se tienen registros. Finalmente se quedaron con 51 ensayos clínicos que estaban “bien hechos” con un total de 6201 niños y/o adolescentes expuestos a un trauma.
Para reducir los síntomas a corto plazo del trauma parece haber un mínimo beneficio de la terapia cognitivo-conductual sobre la terapia EMDR o terapias de soporte (tras poder juntar y comparar los resultados de 7 ensayos q incluían 466 niños y adolescentes). La calidad de evidencia científica de esta recomendación es moderada o grado B.
Los estudios se han realizado en base a 8-12 sesiones de tratamiento individual que típicamente incluye relajación, reestructuración cognitiva, exposición imaginaria al trauma y estimulación sensorial bilateral.

Conclusión, ya con la ciencia en la mano, mucho cuidado con lo que ofrecen…

Bibliografía

  1. http://emdr-es.org/sobre-emdr//
    https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed
    Gillies D, Maiocchi L, Bhandari AP, Taylor F, Gray C, O’Brien L. Psychological therapies for children and adolescents exposed to trauma. The Cochrane database of systematic reviews. ISSN 1469-493X. 2016 Oct 11. Vol: 10. Pag: CD012371. DOI: 10.1002/14651858.CD012371.