» La ética es lo fundamental de la estética«. –

Ramón María del ValleInclán

Hablamos de los sulfatos aquí y del fenoxietanol aquí.

Ahora    🥁🥁🥁     le toca el paso a los parabenos ❗️

¿Quien no ha escuchado hablar de los parabenos?

Pues sinceramente, yo, hasta que no me quedé embarazada ni flowers, pero uy el embarazo… empiezan a sonar alarmas por todos lados, que «si esto no por no se qué, que si esto otro no por no se cuantos», y al final literalmente puedes llegar a volverte literalmente loca (y repito dos veces la palabra literalmente, a propósito 😔).

Pues bien, parabenos,

¿Qué hay de ciencia detrás de ellos?

Empecemos, como siempre desde el principio.

¿Qué son los parabenos o ácido para-hidroxibenzoico y donde se encuentran?

Es una sustancia que se utiliza como conservante por tener propiedades bactericidas y fungicidas (o sea que evita que cremas, pastas, champús y demás productos cosméticos se pongan malos y crezcan microorganismos).

También se utilizan como conservantes en alimentación y en fármacos, y esta propiedad, reconozco que desconocía hasta que me he sentado a escribir.

A priori pues no pintan mal…

Son

✅ incloros

✅ inoloros

✅ baratos y fáciles de producir

De hecho, se conocen desde los años 30 del siglo pasado.

¿Qué parabenos encontramos?

Pues vienen enumerados en la Unión Europea 

E214 o ethylparaben, E215, E216 o propylparaben, E217, E218 o methylparaben (el más utilizado) , E219, butylparaben, isopropylparaben, benzylparaben,  Isobutylparaben. 

Encontramos estos y sus sales.

👇🏻👇🏻👇🏻

lactancia, alicante, frenillo, cirugía, estética

En general las concentraciones que utiliza la industria rondan el 0,4% máximo, si se utilizan mezclados o 0,8% máximo si están solos.

Aunque siempre por debajo del 1%. 

Los parabenos que ingerimos con la comida son metabiolizados por nuestro cuerpo fácilmente, (al contrario de lo que puede parecer).

El problema surge con la aplicación tópica de los parabenos. Ahí nuestro organismo lo tiene complicado para metabolizarlos.

¿Qué dice la ciencia de ellos?

Hay un panel de expertos (americano, como no) que se reúne periódicamente y analiza todos los ingredientes cosméticos en busca de la seguridad y evidencia disponible.

Pues bien, concluye que 20 de los 21 parabenos analizados son seguros en la practica de uso habitual y a las concentraciones habituales. El que está en «entredicho» es el bencylparaben. Es el parabeno con el que no se mojan aunque por otra parte, es precisamente por ello el menos empleado.

Así de entrada, parece que ya nos quedamos más tranquilos.

Con respecto a la sensibilización de contacto, o que nos haga reacción en la piel al estar presentes en las cremas, champús etc que utilizamos diariamente. Pues un estudio que se realizo en 500 pacientes, vieron que 194 presentaron reacciones de hipersensibilidad y los parabenos fueron responsables de ellas en 4 pacientes.

Pueden presentar reacciones de hipersensibilidad en forma de eccema en un 0,5-3,5% de los casos. Vamos, lo normal.

Pero vamos a desgranar esta información con un poco más de detalle más adelante.

Por otra parte el uso de los diferentes parabenos está regulado por el Reglamento Cosmético de la UE, y regulan escrupulosamente los porcentajes máximos cuando se usan de forma individual o en mezcla del resto. 

Debemos de saber que son sustancias que aunque se conozcan desde los años 30, se estudian desde los años 80. Vamos, que no acaban de aparecer… 

Primero se estudiaron en el laboratorio, (in vitro), luego en animales y finalmente en humanos.

Se ha estudiado la cantidad que se absorbe por la piel, su detección en sangre y como se elimina por la orina por ejemplo. 

Se les atribuye una actividad estrógenica débil.

Y esto, ¿traducido al cristiano? 

Pues es como ejemplo, la soja, que también tiene actividad estrogénica.

Esto quiere decir que se unen a los receptores de estrógenos del organismo pero de una forma mucho mas débil que las propias hormonas haciendo como el mismo efecto que si fuesen hormonas pero como la union es muy débil realmente sus efectos no son apreciables y no afectan a la fertilidad femenina.

También se ha estudiado su accion sobre la fertilidad masculina y tampoco se hallo correlación entre el recuento de espermatozoides o la motilidad y los niveles de parabenos.

¿Por qué tienen entonces esa fama? ¿Qué los hace malos?

La alarma surgió porque en un estudio en 2004 se los encontró en tejido mamario en paciente con cancer de mama, aunque no se fue capaz de establecer una clara correlacion. 

A pesar de todo y a raíz de aquello, se los comenzó a mirar con lupa y a intentar demostrar o descartar su relacion con cáncer.

En el análisis exhaustivo del panel de expertos americano, que por cierto, eta actualizado en abril de este mismo año se encuentran detallados todos los análisis y estudios relevantes en todos los aspectos desde 1984.

¿Son seguros?

Realmente, los consejos regulatorios gubernamentales han examinado los parabenos y la mayoría ha acordado que las concentraciones actuales de parabenos son seguras para el uso del consumidor. 

El gobierno danés fue más lejos en 2011 al prohibir el uso de algunos parabenos en productos de cuidado personal destinados a niños menores de 3 años. Esta decisión la basó en la posibilidad de una alta absorción sistémica de un metabolismo inmaduro y una disfunción de la barrera cutánea.

¿Cúales son las alternativas? 

Pues realmente hay muchos conservantes que se utilizan como alternativas.

Los hay sintéticos y  “naturales” como el timol, acido ascorbico, acido cítrico pero hacen falta mas estudios que corroboren que son igualmente seguros.

El bisfenol A y los Ftalatos, los dejaremos para otra ocasión. 

¡Feliz Maternidad!

#deCienciaconCiencia #alifornia #cirugia #crianza #postparto #armonia #maternidad #felizmaternidad #verano #plasticafacial #nosinevidencia #estetica #tips #belleza #stopPseudociencias #lactancia #armonia #Alicante #estetica #frenillo #Murcia #mgmaxilofacial #vaccines #acontramarcha #vaccineswork #some4surgery #consejos #esteticafacial #skinbeauty #cosmetología 

BIBLIOGRAFÍA

https://online.personalcarecouncil.org/ctfa-static/online/lists/cir-pdfs/TR746.pdf

Dastychová E, Necas M, Pĕncíková K, Cerný P.Contact sensitization to pharmaceutic aids in dermatologic cosmetic and external use preparations Ceska Slov Farm. 2004 May;53(3):151-6.

Darbre PD, Aljarrah A, Miller WR, et al. Concentrations of parabens in human breast tumours. J Appl Toxicol. 2004 Jan;24(1):5-13.

Kirchhof MG, de Gannes GC. The health controversies of parabens. Skin Therapy Lett. 2013 Feb;18(2):5-7.