Hay determinadas palabras que posiblemente desconocíais antes de quedarte embarazada, pero que luego van a pasar a formar parte de tu vocabulario habitual, el fenoxietanol es una de ellas.

Esta palabra en concreto pasa a ser de las palabras que designan sustancias demonio. O sea sustancias a evitar si o si.

Pero, ¿qué hay de verdad y de mito detrás?, científicamente hablando por supuesto.

Vamos a analizarlo.

 

¿Qué es el Fenoxietanol / Phenoxyethanol ?

Es una sustancia orgánica incolora y con una textura similar al aceite que se utiliza en dermatología y por ende en los muchos productos como las toallitas, cremas, geles y colonias.

Debemos de saber que no es un invento de la terriblisima farmaindustria (que era lo que yo pensaba por ejemplo). Se encuentra de forma natural en aguacate o endivia (2)

¿Qué hace?

Es una sustancia bactericida, sería como una especie de conservante. Cualquier crema, gel, en contacto con el ambiente hace que crezcan los microorganismos.

Si la crema no está envasada al vacío, o una vez abierta, o en el momento que abrimos un paquete de toallas de bebé, si no lo gastásemos todo inmediatamente, corre el riesgo de colonizarse por microorganismos.

Para ello la industria utiliza los conservantes, como este tipo o como los parabenos.

Nos vamos a centrar hoy en analizar el fenoxietanol.

¿Su uso es muy frecuente?

Hay un artículo que tras analizar 2300 productos encuentra que el fenoxietanol está presente en un 43% de los productos de dermocosmética, en un 23% de los cosméticos de supermercado, en un 14% de los cosméticos de herbolario (1). De modo, que podríamos decir que efectivamente, su utilizacion como ingrediente está bastante extendido.

¿Qué dice la normativa?

Actualmente en esta materia nos regimos por el Reglamento del Parlamento Europeo (CE) n.1223/2009. Asumimos pues que se habrán ellos encargado de evaluar todos los ingredientes utilizados.

Para el fenoxietanol se indica que es seguro en concentraciones máximas de hasta 1% (3).

Pero, ¿es realmente seguro? ¿Por qué hay tanta alarma?

Indagando un poco, si buscas por internet, lo que leerás es que la agencia francesa ANSM (Agence nationale de sécurité des médicaments et des produits de santé) en 2012 envió a Europa unas recomendaciones sobre disminuir el porcentaje máximo permitido en general al 0’4% y evitarlo en el área del pañal en menores de 3 años. Y de ahí surge toda la campaña para alertar sobre la malead del fenoxietanol.

Pero lo que no te cuentan… es que posteriormente la Unión Europea, precisamente a raíz de ello, ordenó una amplia y exhaustiva comisión de estudio, atendiendo a los informes entregados por Francia y refrendó que era seguro su uso hasta concentraciones máximas del 1% en adultos y en niños también (4).

 

¿Qué problemas puede causar?

Tendríamos como dos vertientes, por un lado el tema de la toxicidad y por otro el de la alergia.

Toxicidad

Aguda: Por ingesta masiva (digamos que es poco probable porque no se ingiere, equivaldrían ) y los estudios en ratones han mostrado debilidad, postración, letargia y a nivel de la piel y mucosas, con concentraciones del 15%, presentaban eritemas e irritaciones.

Reproductiva: Se estudió en ratones administrándolo de forma continua diaria a diferentes concentraciones y se ció que hasta 2,5% no afectaba.

Una manera que a mí me ayuda de entender el tema de toxicidad y niveles máximos admitidos sería este:

No se si sabeis, pero las patatas contienen solanina, una sustancia que es un glicoalcaloide. Se trata de una toxina natural que actúa como pesticida o fungicida; una defensa de la propia patata contra animales, insectos u hongos que puedan atacarlas.

La solanina es muy venenosa en grandes dosis. Puede causar todo tipo de malestares desde síntomas gastrointestinales hasta alucinaciones, parálisis e, inclusive, la muerte, pero para ello tendrías que comerte de una sentada unos 40 kg de patatas.

¿Pensaríais pues que es motivo suficiente para dejar de comer patatas?

Y por otro lado, como decía, tendríamos el tema Alérgico o de desarrollo de dermatitis de contacto.

-Alergia

Dentro de los principales alergenos cosméticos se encuentran los conservantes
Es el riesgo de sensibilización y de desencadenamiento de reacciones eccematosas en individuos alérgicos. En este sentido no es lo mismo utilizarlos en productos que se van a aclarar como los geles que en los productos que van a quedar en la piel que presentan una mayor penetrancia en la piel ya que son más aceitosos (tipo cremas) que, además, permanecen en contacto con la piel durante un tiempo más prolongado.

En ese sentido, la dermatitis alérgica de contacto a 2-fenoxietanol es muy poco frecuente. De hecho, los casos de dermatitis por Euxyl K-400® (que es una combinación del fenoxietanol con metildibromoglutaronitrilo), el responsable de la mayoría de las sensibilizaciones es el metildibromoglutaronitrilo.

Sinónimos bajo los que podemos encontrarlo:

CoSept PHE; Dowanol EP; DowanolEPh; Emeressence 1160; Ethanol, 2-phenoxy-; Ethylene glycol monophenyl ether; 2-Hydroxyethyl phenyl ether; 1-Hydroxy-2-phenoxyethane; Igepal OD 410; Phenoxen; Phenoxethol; Phenoxetol; Phenoxyethanol; 2-Phenoxyethyl alcohol; Phenoxyethyl Alcohol/Arosol; Phenoxytol; Phenyl cellosolve; Polioxol F-01; Protacide P-OH; REWOPAL MPG 10; Sepicide LD; Tri-K Phenoxyethanol

¿Hay alternativas?

Si a pesar de todo lo expuesto tienes todavía dudas, siempre puedes buscar fabricantes de toallitas que no lo utilicen en su formulación, ya será cuestión de gustos de olores, texturas y como le sienten al culito de tu peque.

¿Cúal es el problema derivado de su utilización?

Realmente, y tras analizar los estudios, me doy cuenta… que ninguno.

 

¡Feliz Maternidad!

BIBLIOGRAFIA

1. Pastor-Nieto MA, Alcántara-Nicolás F, Melgar-Molero V, Pérez-Mesonero R, Vergara-Sánchez A, Martín-Fuentes A, González-Muñoz P, de Eusebio-Murillo E.
Preservatives in Personal Hygiene and Cosmetic Products, Topical Medications, and Household Cleaners in Spain. Actas Dermosifiliogr. 2017 Oct;108(8):758-770. doi: 10.1016/j.ad.2017.04.003. Epub 2017 Jun 30.

2. Scognamiglio J, Jones L, Letizia CS, Api AM. Fragrance material review on 2-phenoxyethanol. Food Chem Toxicol. 2012 Sep;50 Suppl 2:S244-55. doi: 10.1016/j.fct.2011.10.030. Epub 2011 Oct 19.

3. http://eur-lex.europa.eu/LexUriServ/LexUriServ.do?uri=OJ:L:2009:342:0059:0209:en:PDF

4. Opinion of the Scientific Committee on Consumer Safety (SCCS) – Final version of the opinion on Phenoxyethanol in cosmetic products. 10.1016/j.yrtph.2016.11.007