…entre otras muchas cosas, claro… no iba a ser tan fácil. 

Realmente me hubiese gustado titular el post siéntete guapa por dentro y por fuera, pero bueno, para evitar suspicacias machistas dejémoslo así.

Las mujeres cuando nos quedamos embarazadas, buscamos y recibimos sobretodo información sobre el embarazo, el desarrollo del feto y nuestro cuerpo y cambios mes a mes. Sobre el parto y como nos gustaría que fuese. Y sobre todo, pensamos que luego, el bebé será estupendo, ya que todos los bebés, al principio, comen, hacen caca y duermen.

Normalmente dejamos de lado, por desconocimiento en la mayoría de casos, el lado psicológico y emocional.

Estas dos esferas, requieren igualmente preparación durante el embarazo, pero sobretodo requieren preparación para afrontar el postparto. Bien porque a nivel hormonal es un tsunami el que nos atiza y también porque a nivel objetivo, la maternidad supone un cambio de 180º en todos los aspectos de tu vida. Cambia todo. Empezando porque por muy egotista que pienses que eres, dejas completamente de pensar en ti y en lo mejor para tí y lo que te comprarías para tí o donde de apetecería ir en cualquier momento para pensar en esa persona por encima de todas las cosas.

Acabas de tener al micorro, al alien que ha estado consumiéndote los últimos 10 meses, estás cansada, es un cambio brutal, un tsunami, que nos hace tremendamente felices pero a la vez es posible que nosotras nos veamos feas, con un cuerpo feo, con unos pensamientos tristes. Con una sensación de que nos sobrepasa todo. Encima sangramos, nuestra barriga, ay esa barriga.. puede que te hagas pipí encima, entre alguna cosa más…

“En realidad no eres tú, son tus hormonas”

Me gustaba pensar a mí y es lo que digo como consejo.

Eso si todo va bien, si nuestro bebé ha venido por cesárea es normal que no podamos ni coger al peque y eso, los primeros días resultar muy frustrante. Porque nos han operado. Y eso, lejos de ayudar nos hace sentir mal, no estar al 100% para ellos, tan indefensos.

Pero no eres tú son tus hormonas. Y el conocimiento de todo ello nos ayudará.

Hay una Ted talk de Viktor Küppers que me encanta y creo que es muy apropiada. En otro momento hablaremos de las Ted Talks. Porque las hay brutales.

“Tenemos que ir enchufados por la vida, es cuestión de actitud”.

Aunque al ppio lo hagamos sin creérnoslo luego veremos que ¡¡¡¡es más fácil!!!

Cuanto más queramos comernos el mundo más fácil nos será.

Verdad que hemos conocido a alguien que con situaciones adversas parece que no importen, que hemos pensado, madre mía, yo en esa situación me hubiese tirado por la ventana… pues es cuestión de actitud, al final se trata desde mi punto de vista de intentar ser feliz en todo momento, o en la mayoría de momentos, porque momento que pasa momento que no vuelve. Y la inmensa mayoría de veces no preocupamos por verdaderas tonterías, no siendo conscientes de las cosas que realmente tienen importancia.

Paso en enlace de la charla de Victor Küppers, que aunque es ya bastante antigua, espero que os enchufe como lo hace a mi y de vez en cuando me encanta verla de nuevo.

TedTalk

Os animo a seguirle ya que vale la pena de alejarse de la gente tóxica y rodearse de lo mejor!

«Se la mejor versión de ti mismo».