La lactancia materna es el mejor alimento para tu bebé los primeros meses. Eso es un hecho. En algunos casos se abandonan lactancias maternas por desconocimiento y eso no nos lo podemos permitir.

Lo que quiero enseñar, no es un truco en si, es algo realmente mucho más sencillo que es muy importante que sepamos de cara a prevenir las dolorosas grietas en la lactancia que nos pueden llevar a pensar en abandonarla y abandonarla.

Yo estaba harta de escuchar, como me imagino que estaréis todas vosotras hartas, que la lactancia no duele, y es cierto, pero es cierto en parte.

No duele absolutamente nada una vez está establecida, pero al principio es como todo. La lactancia tarda en establecerse como tal, sobre 30-40 días. Del mismo modo que la leche empieza siendo calostro, pasa a la leche de transición y acaba siendo madura el pecho tiene adaptarse a tener una  boca enganchada. Porque además  el bebé hace vacío cuando succiona. Y es en el momento del agarre, los primeros 2-3 segundos una sensación molesta, un aaaaahhh…que parece que va a doler, pero no. no duele.

Esto es lo que debe darse en condiciones normales.

A lo que iba, que para variar me desvío. Es muy importante saber cómo soltar al bebé del pecho, sin dolor ni molestias para el bebé y sin miedo alguno.

Porque un mal agarre puede provocar  grietas. Y las grietas duelen, y mucho, y cada vez que se enganche el bebé puedes ver la luna el cielo y el sol de dolor y tambien sangrar que todo esto, junto con las hormonas forman un buen cóctel que no nos van a ayudar nada en el postparto inmediato.

Pero lo bueno, es que sabiendo soltar al pequeño si no se ha enganchado bien, es relativamente fácil evitarlas.

Como soltamos al bebé del pecho?

 

El pequeño debe abrir bien la boca y coger la mayor parte de pezon-areola. Si no es así, y notamos cuando se engancha mucho dolor, lo que haremos es introducir el dedo meñique por el lateral de su boca (por la comisura) y soltaremos el vacío. Así de fácil.

Entonces volveremos a enchancharlo, ayudandole a que habrá bien la boca, cogiendole de la barbilla incluso, y metiendole toda la teta sin miedo, porq si tiramos hacia atrás cogerá solo el pezon y eso duele muuucho, debemos comprobar que el bebe tenga los labios bien evertidos.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Al principio tienes la sensación de que se va a ahogar, mucha teta para una cabecita y una boca tan pequeña, pero no, puedes estar tranquila, puede respirar y si no se suelta.

Si a pesar de esto continuamos teniendo griestas, una causa de grietas y mal agarre continuo es la presencia de frenillo lingual corto. En cuyo caso un profesional cualificado para ello debe descartarlo, porque tiene solución con una sencilla intervención quirúrgica y una mínima sedación.

Si ya tenemos grietas, debemos saber que tardará en curar sobre 7-10 días, y lo mejor en este caso es en casa llevar los pechos al aire y variar la postura de agarre del bebé, pero eso será objeto de otro post!

Vídeo demostrativo.

Como es lógico, toda esta información nunca deberá sustituir el diagnóstico de un profesional.